Aceiteros y recibidores de granos lanzaron un paro de 24 hs.
Aceiteros y recibidores de granos lanzaron un paro de 24 hs.
in

Aceiteros y recibidores de granos lanzaron un paro de 24 hs.

La medida de fuerza comienza a las 06:00 hs del martes 1º de diciembre en todos los puertos del país.

Dos sindicatos claves en el sector agroexportador realizarán un paro por 24 hs. en todos los puertos privados del país en el marco de un plan de lucha ante el estancamiento de las negociaciones con las cámaras empresarias.

La medida de fuerza comienza a las 06:00 hs del martes 1º de diciembre, sin asistencia a los lugares de trabajo y sin piquetes. La misma fue establecida en conjunto por la URGARA y la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA).

El paro de actividades se decidió en el marco de la falta de respuestas por parte de las cámaras patronales CIARA (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina), CEC (Centro Exportador de Cereales), Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), Cámara Industrial de Aceites Vegetales de Córdoba (CIAVEC), Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) y las empresas que representan.

Aceiteros y recibidores de granos lanzaron un paro de 24 hs.
Aceiteros y recibidores de granos lanzaron un paro de 24 hs. Foto: URGARA

El comunicado oficial de URGARA

Paro nacional de URGARA y la FTCIODyARA

A partir del martes 1° de diciembre a las 06:00 AM daremos comienzo a un paro en todos los puertos del país en el marco de un plan de lucha hasta que se cumplan nuestras reivindicaciones.

La medida, establecida en conjunto por la URGARA y la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA), se decidió en el marco de la falta de respuestas por parte de las cámaras patronales CIARA (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina), CEC (Centro Exportador de Cereales), Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), Cámara Industrial de Aceites Vegetales de Córdoba (CIAVEC), Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) y las empresas que representan.

Los empresarios se negaron a discutir a lo largo de 2021 los salarios del sector. Luego de dos conciliaciones obligatorias y dos voluntarias continúan dilatando la recomposición que reclaman nuestros compañeros.

Mienten tratando de confundir con aumentos y sumas que otorgaron en la revisión del periodo pasado. Para este periodo no ofrecieron nada. Solo intransigencia, dilación y amenazas de castigar al gremio y a los trabajadores.

No somos obstruccionistas ni intempestivos. ¿Cómo podríamos serlo luego de esperar cinco meses por un aumento que no llega? Los trabajadores ejercen su legítimo derecho a reclamar y manifestar su malestar.

A esta situación se llega solo por culpa de las cámaras empresarias que se valen del trabajo de los compañeros que fueron declarados esenciales sin reconocerlos como corresponde en función a las enormes ganancias obtenidas.

Manifiestan que ponemos en riesgo la seguridad de las terminales y nada dicen de que, por su desidia y negligencia, fallecieron cinco compañeros en los últimos cinco meses. De eso no hablan y se niegan a discutir la modificación al CCT donde planteamos la reducción de la jornada laboral, en ámbitos insalubres y peligrosos como puertos y acopios. Esto quedó tristemente demostrado en informes elaborados por nuestro Departamento de Seguridad e Higiene y entregados al Sr. Ministro de Trabajo que dan cuenta de los accidentes y víctimas fatales producidas por no contar con los métodos adecuados de seguridad en sus entornos laborales donde llevan adelante jornadas de más de 12 horas.

URGARA y sus trabajadores solo esperan que los salarios y condiciones de trabajo se adecúen como corresponde a un sector que no dejó de trabajar en esta pandemia y que fue beneficiado por la baja de las retenciones, la devaluación de nuestra moneda y la suba histórica en los precios de los granos.

LA EXPORTACION NO LA PARA EL TRABAJADOR, LA PARA EL SECTOR EMPRESARIO CON ACTITUDES MEZQUINAS Y PERJUDICIALES PARA EL PAIS, PRIVILEGIANDO SOLO SUS INTERESES Y NO LOS DE TODOS LOS ARGENTINOS.

Ha quedado demostrado en reiteradas oportunidades que somos cuidadosos de mantener la tan preciada PAZ SOCIAL que en todos los convenios firmados las partes prometen mantener.

Sin embargo, para la Cámara aquí cuestionada esa Paz Social no es más que un cliché, un mero formalismo. La irresponsabilidad de sus directivos es tan grande que llevó a la masa de trabajadores a un enojo y un fastidio sin precedentes producto de la dilación en las negociaciones que se ha transformado en una modalidad recurrente de negociación por parte de los empresarios.

Mientras que en la paritaria anterior hubo una demora cuatro (4) meses en cumplir con la revisión del acuerdo, este año el retraso ya supera los cinco (5) meses. En esta oportunidad, la demora es en iniciar una nueva negociación salarial y NO TIENE OTRA CONSECUENCIA QUE EMPOBRECER EL BOLSILLO DE LOS TRABAJADORES.

El sarcasmo y la desfachatez exhibida por algunos de los directivos representantes de las cámaras del sector no tienen límites. Hemos visto en distintas declaraciones televisivas, radiales y gráficas como se jactaron de que, por su actividad, se han transformado en el único motor de la economía nacional, que no detuvieron la producción pese a la pandemia y que lograron cifras récord de exportación.

Su insensibilidad y voraz apetito económico quedaron al desnudo evidenciando una falta de conciencia social y moral frente al justo reclamo de sus trabajadores que ven diezmados sus salarios frente al avance de la inflación y el aumento desproporcionado del precio de los alimentos que integran la Canasta Básica Alimentaria.

La depresión salarial que inexplicablemente viene sufriendo el sector no hace otra cosa que exponer la actitud devastadora y opresiva de las cámaras frente a los reclamos de sus trabajadores demostrando que para ellos existe una única ecuación posible SECTORES CADA VEZ MÁS RICOS CON TRABAJADORES CADA VEZ MAS POBRES.

Recibidores de granos en pie de lucha. Foto: URGARA

Comunicado oficial de La Federación

Los trabajadores y las trabajadoras de la industria aceitera y del complejo agroexportador nos encontramos en la negociación de nuestros salarios con las cámaras representativas de las empresas del sector.

Llevamos largos meses de infructuosas reuniones en las que las patronales de manera provocadora se limitan a dilatar cualquier posible acuerdo.

Estas mismas empresas que entre enero y octubre del año 2020 duplicaron su facturación en pesos gracias a la devaluación y al importante incremento del precio internacional de la soja, son las mismas que llevaron una y otra vez la negociación paritaria al fracaso, mientras se continúa deteriorando el salario de los trabajadores.

Como ya hemos señalado, es cada vez más evidente que las cámaras patronales en ningún momento han tenido voluntad de negociar y muy por el contrario, han buscado empujar al conflicto a todas las organizaciones gremiales del sector para generar las condiciones sectoriales que, como cortina de humo, les permitan justificar la baja liquidación de divisas con las que aportan a la embestida devaluatoria contra el peso argentino y contra el gobierno nacional, de igual manera que buscan continuar presionando por nuevas medidas en beneficio de los intereses empresarios.

Somos los trabajadores de la actividad, declarada esencial, los que hemos continuado trabajando ininterrumpidamente desde el inicio de la crisis sanitaria por la pandemia del COVID-19. Una esencialidad que no tiene que ver con cuestiones sanitarias, sino que lo es para la economía del país en tanto la restricción externa genera la necesidad de divisas extranjeras.

Este sector oligopólico de la economía que las controla y que puede aportarlas, hoy no liquida y en cambio especula, al mismo tiempo que relega y menosprecia a quienes sostuvimos la producción en marcha en todo momento.

Ante la prepotencia patronal, la unidad en la acción de los sindicatos junto a la solidaridad de todas las trabajadoras y todos los trabajadores llevando adelante la medida de fuerza en cada una de sus plantas y sectores de trabajo, es la única garantía del triunfo.

La Federación Aceitera en defensa de los trabajadores. Foto: FTCIODyARA

Fuente: URGARAFTCIODyARA

Reportar