La Unidad Regional XVII ocultó un violento robo ocurrido en Puerto General San Martín
Distribuidora de la familia víctima del robo. Foto: NuevaRegion.com
in

EnojoEnojo

La Unidad Regional XVII ocultó un violento robo ocurrido en Puerto General San Martín

El hecho tuvo como víctimas a un candidato a concejal de Puerto General San Martín y su familia. Los maniataron y golpearon mientras se cometía el delito.

Con información de NuevaRegion.com

El hecho sucedió durante la madrugada del Viernes 5 en la vivienda de la familia Zapata, propietaria de la distribuidora mayorista Jaci de alimentos y bebidas, ubicada en Rivadavia 945 de Puerto General San Martín.

Pasadas las 2 de la madrugada entraron al domicilio cuatro malvivientes armados que sorprendieron a la familia en su vivienda de la planta alta. Irrumpieron en los dormitorios sobresaltando a los integrantes.

Ante los forcejeos el hijo mayor, de 29 años, sufrió un culatazo en la cabeza con herida cortante y sangrante, que horas más tarde debió ser cerrada con varios puntos de sutura.

El hijo menor, Agustín Zapata de 21 años de edad y candidato a Concejal en la lista de Jorge Rú, recibió un puntazo en el costado, afortunadamente la herida no fue grave.

Los malvivientes maniataron a la familia con las manos en la espalda y precintos ajustados. Además los amenazaron y golpearon para exigirles la entrega de dinero.

Según declaraciones de las víctimas, los delincuentes les sustrajeron dólares y miles de pesos, una cámara de filmar y varios celulares particulares y del comercio.

Luego obligaron al titular de la distribuidora a bajar al negocio y continuaron el robo llevándose todos los cigarrillos, latas de cerveza, un par de zapatillas y una mochila.

Los lesionados fueron trasladados por la ambulancia de AMCE, a cargo de la Dra. Mariana Matocanovic, al Hospital “Granaderos a Caballo” de la ciudad de San Lorenzo.

La información no trascendió en los partes habituales de la URXVII sino por los propias víctimas.

Ya bastante recuperado, Agustín relata que la policía de Puerto llegó con un móvil y dos agentes de criminalística que hicieron la búsqueda de huellas dactilares. Pero, aclara, van cuatro días de este violento robo y todavía no han solicitado las imágenes de las cámaras de seguridad de la distribuidora.

Trascendió también que tenían más efectivo esa noche para los camiones de bebidas que llegaban por la mañana siguiente. Y que el hijo mayor tenía el dinero de la venta de un vehículo porque al día siguiente iba a entregarlo para la compra de otro automóvil.

Como suele suceder en estos casos, se tejen todo tipo de especulaciones y rumores.

Varios de los celulares son muy modernos y rastreables. La familia constató que uno de los aparatos se encendió en una localidad de la provincia de Buenos Aires.

Aparentemente las pistas conducen a una banda organizada que está cometiendo estas entraderas en varias ciudades.

Por ahora desde las autoridades policiales y judiciales aún no hay más novedades.

Fuente: NuevaRegion.com

Seguinos en Facebook