in

EnojoEnojo TristezaTristeza DecepciónDecepción

Dos vehículos quemados y una casa “marcada” por error: la pesadilla que vive una familia de la ciudad

A tan solo 24 horas del primer ataque, la familia damnificada sufrió nuevamente el incendio intencional de otro vehículo de su propiedad. La inseguridad en niveles cada vez más alarmantes en Puerto General San Martín.

En el comienzo de esta semana, el parte policial de la Unidad Regional XVII de Policía informó sobre el incendio de un vehículo ocurrido en Puerto General San Martín en horas de la madrugada de lunes 10 de abril.

El informe mencionaba además, que el incidente se había producido en calle Falucho 72 y que en un primer momento los vecinos ayudaron al dueño del vehículo a sofocar las llamas hasta la llegada de los Bomberos Zapadores al lugar.

Vehículo incendiado en la madrugada del lunes.

A lo largo del día lunes, diversos medios de comunicación de la ciudad y la región replicaron la noticia hasta que comenzaron a conocerse más detalles del hecho y algunos de ellos son estremecedores.

En primer lugar, la dirección correcta donde ocurrió el incendio no era la publicada en el parte policial oficial y según declaraciones de la propia familia afectada, todo indicaría que se trató de un incendio intencional por parte de dos sujetos que se movilizaban en moto y habrían arrojado combustible sobre el utilitario, aprovechando la sensación de impunidad que les da moverse en moto por la ciudad en horas de la madrugada y con un bidón de nafta a bordo.

La palabra de los damnificados

Gabriela, una reconocida vecina de la ciudad y que forma parte de una familia de trabajo nos relató lo sucedido en su domicilio de Barrio Fonavi Del Sol:

“Siendo las 21:30 hs del día domingo se apersonó un muchacho diciendo que quería ver a una persona, a lo que mi marido le respondió que no lo conocía y que tampoco vivía allí alguien con ese nombre. En ese momento el muchacho se retiró del lugar diciendo algo entre dientes. Seguimos cenando y luego nos fuimos a acostar…

A la 1 de la madrugada nos despiertan gritos desesperados y golpes de puño contra el portón del garaje avisándonos que se nos quemaba la Caddy VW. En ese momento salimos desesperados porque el fuego llegaba hasta el árbol y ahí nos dicen los vecinos que pasó una moto, tiró un bidón de gasolina contra la chata y la prendieron fuego.

Quedaron restos del bidón chamuscado y una caja de fósforos en el pavimento.

Vino la Policía y los Bomberos Zapadores cuando entre todos ya habíamos podido extinguir el fuego con arena y agua.

Inmediatamente dialogando con la policía nos dijeron que la casa había sido “marcada”.

Colocamos en el portón un cartel con nuestro apellido y dirección para que comprendieran el error.

Hoy a las 2:40 hs volvieron a pasar e hicieron lo mismo con una Toyota Hilux modelo 84 que mí marido la utiliza para los trabajos con carga pesada. Esta vez el daño fue mayor ya que el bidón fue estrellado contra la parrilla frontal afectando el motor y luego la parte interior
, relató con angustia la mujer.

Imagen del segundo vehículo incendiado intencionalmente por los delincuentes.

Mientras las circunstancias del primer incendio son aún materia de investigación por parte de la justicia, en la madrugada de este martes y a 24 hs del primer ataque, la familia damnificada sufrió nuevamente el incendio intencional de otro vehículo de su propiedad y que es habitualmente utilizado para cargas generales.

“Necesitamos que quienes lo están haciendo dejen de hacerlo pero no tenemos ni la menor idea de quiénes pueden ser lo que dificulta la resolución de esta desesperante situación.

Ya quemaron los dos vehículos de trabajo. Ahora qué queda para esta noche…mi casa.

Somos gente de trabajo que no se mete con nadie que ayuda en lo que puede. Es desesperante”, concluyó la mujer absolutamente consternada.

Imagen del segundo vehículo incendiado intencionalmente por los delincuentes.